Política

Comisión Interamericana de Derechos Humanos saluda avances en caso Comunidad Indígena Kelyenmagategma

En un comunicado difundido en su sitio web, numerado como 233/19, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) saluda los avances del Estado paraguayo para el cumplimiento de una medida de reparación establecida en el marco del acuerdo de solución amistosa sobre el Caso Comunidad Indígena Kelyenmagategma, a través de la obtención de las partidas presupuestarias necesarias en el Presupuesto General de la Nación del año 2019 para la ejecución de un Proyecto de Desarrollo Comunitario y su desembolso a favor de la comunidad.

El 1 de octubre de 2004, la CIDH recibió una denuncia en favor de la Comunidad Indígena Kelyenmagategma del Pueblo Enxet-Lengua y sus miembros, en la que se alegaba que la comunidad habría sido expulsada violentamente de su territorio ancestral por la policía y civiles armados de la empresa El Algarrobal S.A. Según los peticionarios, los derechos de la comunidad Kelyenmagategma habrían sido vulnerados debido a la permanente exposición de sus miembros a un patrón de violencia y coacción proveniente de personal de la empresa El Algarrobal, al amparo del poder público, con el fin de desplazarlos de su asentamiento y eventualmente impedirles la reivindicación de sus tierras. Los peticionarios indicaron que luego de ser obligados a abandonar sus casas, los miembros de la comunidad indígena Kelyenmagategma del Pueblo Enxet-Lengua, quedaron expuestos a la intemperie a orillas del río Paraguay, entre ellos más de 60 niños, mujeres y ancianas, que padecieron enfermedades, frío y hambre.

El 7 de diciembre de 2011, las partes suscribieron un acuerdo de solución amistosa que ha venido avanzando en su proceso de implementación desde entonces. En referencia a la cuarta cláusula, el Estado Paraguayo se comprometió a “obtener y destinar un fondo para la ejecución de un Proyecto de Desarrollo Comunitario, que abarcará actividades de ganadería mayor y menor, así como de agricultura y otros rubros, el cual deberá contemplar los insumos necesarios para que la comunidad pueda sustentarse por sí misma.”

En éste sentido, el pasado 27 de junio de 2019, se llevó a cabo un acto en cabeza del Presidente de la República de Paraguay Mario Abdo Benítez acompañado de Ana María Allen, titular del Instituto Paraguayo del Indígena; Dany Durand Ministro de Urbanismo, Vivienda y Hábitat; Julio Mazzoleni Ministro de Salud Pública y Bienestar Social; Manuel de Jesús Ramírez Candia, Ministro de la Corte Suprema de Justicia; Nuri Montiel, Directora de la Oficina de Derechos Humanos de la Corte Suprema de Justicia; Marlene Ocampos, Diputada y Presidenta de la Comisión de Pueblos Indígenas de la Cámara de Diputados; Hermelinda Alvarenga, Senadora y Presidenta de la Comisión de Pueblos Indígenas de la Cámara de Senadores; Rubén Antonio Roussillón, Gobernador del Departamento de Presidente Hayes; y Noelia López, Directora de la Unidad de Derechos Humanos del Ministerio de Relaciones Exteriores miembros de la Junta Departamental. De igual manera, participaron autoridades de la Coordinadora de Líderes Indígenas del Bajo Chaco, miembros de las comunidades beneficiadas, además de otros de otras comunidades aledañas; miembros de Tierraviva y Amnistía Internacional.

En el acto, se realizó la entrega oficial del primero de tres desembolsos correspondientes al fondo de desarrollo comunitario a favor de la Comunidad Kelyenmagategma según lo estipulado en el acuerdo de solución amistosa y de igual manera se habilitaron y entregaron 140 viviendas a los miembros de la comunidad Sawhoyamaxa.

Previo a la entrega del desembolso, se conformó el Comité de Implementación del Fondo formalizado mediante Resolución No. 211/19 del INDI con el objetivo de conformar los comités de implementación para la ejecución de los fondos de desarrollo comunitario de las comunidades indígenas objeto del acuerdo de solución amistosa y de las comunidades indígenas de Akye Axa, Sawhoyamaxa, y Xákmok Kásek incluidas por en el Estado Paraguayo, dentro de la misma resolución, en el marco del cumplimiento e implementación de las sentencias de la Corte IDH en dichos casos.

La Comisión valora los esfuerzos del Estado paraguayo, y la colaboración de la Dirección General de Derechos Humanos del Ministerio de Relaciones Exteriores, en las actividades de implementación del acuerdo de solución amistosa en el referido caso. Finalmente, la Comisión insta al Estado paraguayo a finalizar la implementación de las medidas establecidas en el acuerdo para garantizar la continuidad de los proyectos de desarrollo de las comunidades indígenas arriba señaladas, así como para implementar totalmente las demás medidas incluidas en el acuerdo hasta alcanzar su cabal cumplimiento.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

Comentarios

comentarios

Ver más

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *