Sin categoría

Pdte. Hayes: Sesenta y cinco comunidades indígenas afectadas por inundaciones.

Según relataron directivos de la Coordinadora de Líderes Indígenas del Bajo Chaco unas 65 comunidades indígenas del Departamento de Presidente Hayes se encuentran afectadas por las lluvias e inundaciones. Las necesidades más urgentes son medicamentos, alimentos y carpas para resguardarse de las lluvias.

Según relató Benito Fleitas, titular de la CLIBCh, la situación en dichas comunidades es sumamente grave “muchas comunidades están inundadas y otras totalmente aisladas” refirió el dirigente. Fleitas agregó que durante toda la jornada estuvieron en contacto con autoridades locales y nacionales buscando que la asistencia llegue a estas comunidades que permanecen hasta el momento sin ningún tipo de ayuda estatal.

Los reportes recabados a lo largo de la jornada señalan que las necesidades más urgentes, en prácticamente todas las comunidades afectadas, guardan relación con el acceso a alimentos y medicamentos. “Muchas familias tienen sus casas bajo agua, hay muchos enfermos principalmente niños y ancianos, pedimos a las autoridades que nos asistan” señalaba Verónica Fernández, de la comunidad Yakye Axa, que se encuentra establecida al costado de la Ruta Pozo Colorado – Concepción, sin poder acceder a sus tierras.

A unos pocos kilómetros de Yakye Axa se encuentra la comunidad del Pueblo Enxet Colonia 96, viven al costado de la Ruta desde hace un año debido a que tuvieron que abandonar sus tierras por el aislamiento y abandono que sufrían. Allí unas 25 familias subsisten en condiciones sumamente precarias, situación que se ve agravada por la crisis climática que azota la zona, “la humedad y las lluvias empeora la salud de la gente” indica Rosalino Moreira, líder de la comunidad, quién reitera que hasta el momento siguen aguardando la asistencia de la Secretaría de Emergencia Nacional.

Montelindo, comunidad del pueblo Enxet y La Patria, del pueblo Angaite, son otras comunidades indígenas afectadas por la inundación y que se encuentran aisladas, en ninguna de ellas llegó la asistencia de los entes estatales. En la comunidad de Naranjaty, ubicada en Pozo Colorado, los pobladores debieron salir de la comunidad y pasar a una isleta con altura la comida ya escasea y los animales de la comunidad están muriendo.

Mientras esta situación se repite en todas las comunidades indígenas del Departamento de Presidente Hayes, la asistencia por parte del gobierno se hace esperar, ante esta situación la organización Tierraviva diálogo con autoridades del Senado. La abogada Julia Cabello, señaló que la declaración de emergencia departamental asumida por la Gobernación de Presidente Hayes es insuficiente ya que no se dispone de recursos suficientes para asistir a todas las familias afectadas, en ese sentido mencionó que durante la reunión con la Comisión de Pueblos Indígenas de la Cámara de Senadores “se les pidió que desde el Congreso también pueda haber una declaración en ese sentido. Estuvieron de acuerdo en analizar, ver la posibilidad de presentar un pedido a la plenaria, que podría implicar tener mayores recursos y logística para atender la situación del Departamento” por lo que se espera que está declaración se de en las próximas horas.

Según reportes meteorológicos las fuertes lluvias continuarían hasta el próximo mes por lo que la asistencia a las comunidades es urgente. Las cifras oficiales indican que el 75% de la población indígena del país, unas 130 mil personas, vive en condiciones de pobreza extrema situación que se agudiza con la crisis actual.

Comentarios

comentarios

Ver más

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *