Interés General

Recomendación: Una mochila pesada afecta la columna, músculos y articulaciones.

En el caso de las mochilas, médicos indican que éste no debe sobrepasar el 10%, principalmente si se trata de un infante. Antes de adquirir una mochila se debe considerar el tamaño y peso del niño, que vaya acorde a la estatura.

El peso excesivo que la mayoría de los escolares carga sobre sus hombros con sus mochilas está llevando a muchos niños y adolescentes a sufrir lesiones de espalda, afectando incluso músculos y articulaciones. Por lo que se enfatiza que la carga debe ser equivalente al 10% del peso corporal y no más que esto.

En el caso de un niño que pesa 30 kilos, el peso de su mochila no debe superar los 3 kilos.

El peso excesivo de la mochila puede producir consecuencias irreversibles y a largo plazo pueden generar desde una escoliosis infantil (desviación o curvatura anormal de la columna vertebral), cifosis (arqueamiento anormal de la espalda) o artrosis precoz que llevaría finalmente a que el niño no llegue a un correcto crecimiento de los huesos.

Uso de la mochila

Para el uso de la mochila se debe mantener una buena postura, la espalda recta y no curvarla. Se debe limitar el peso del contenido de estas, también evitar cargas inútiles, de lo contrario el niño se verá obligado a arquear la columna vertebral, llevar hacia adelante la cabeza y el tronco para compensar el peso. Evitar una mochila sobrecargada por más de 15 minutos.

Mochilas con rueditas

Las mochilas con rueditas tampoco constituyen una alternativa para no sobrecargar la espalda. Si bien el peso no se concentra en esta zona del cuerpo, la presión que se ejerce en el brazo y el hombro cuando se estira con un solo brazo puede traer consecuencias, sobre todo cuando la carga es excesiva.

Si se opta por este tipo de mochila, lo ideal es llevarla por delante y no estirarla. En escaleras se aconseja levantar la mochila en vez de arrastrarla.

Preferir las mochilas con correas anchas, respaldo acolchado y con ajustes firmes procurando mantener la bolsa a unos 5 centímetros por encima de la cintura. Cuando sobrepasa esto es porque la mochila es grande para el escolar.

Lo útiles escolares más pesados deben quedar apoyados por la espalda, los de peso medio deben colocarse al fondo de la mochila y los más liviano situarlo a la altura de los hombros.

Comentarios

comentarios

Ver más

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *