Tendencias

Recomendaciones para unas vacaciones saludables.

Descansar, informarse, y tener en cuenta estos consejos para disfrutar de los días de relajación.

Una vez hechas las maletas, es importante recordar los medicamentos que pueda necesitar, según las recomendaciones del médico de cabecera.

Así también, tratar en lo posible de descansar, por lo menos hasta un día antes del viaje. El cansancio puede aumentar progresivamente y hacer que hasta un pequeño resfriado se vuelva algo más grave.

Protegerse de las enfermedades vectoriales

Si va a viajar a países con circulación activa del Dengue, Zika y Chikungunya, como Brasil, evitar exponerse al aire libre en las primeras horas de la mañana y la tarde, horario de mayor circulación del Aedes aegypti, mosquito transmisor de estas enfermedades.

Ser solidario y consciente. Si ve algún objeto que pueda significar un criadero, eliminarlo de forma correcta. Desechar el agua y colocar el recipiente en el lugar correspondiente.

Utilizar ropa y zapato adecuado.

Utilizar espirales y repelentes. Los repelentes sugeridos son todos aquellos que contengan DEET (N,N-dietil-m-toluamida) ya que son los más eficaces.

En caso de salir de vacaciones con sus hijos, es importante tener en cuenta la protección del carrito si el niño es aún muy pequeño, usar mosquiteros o telas que lo cubran, cuidando la correcta ventilación del vehículo.

Si el bebé es menor de 6 meses de edad no es recomendable el uso de repelentes. Si el niño tiene más de 6 meses puede usar repelente con concentración de 10% de DEET.

De igual manera es importante no dejar al niño colocarse solo ni el repelente ni los protectores solares. Comúnmente los pequeños no prestan atención a la hora de llevar la mano a la boca o de colocarse productos sobre la piel irritada, quemada o cortada.

Renovar la aplicación de repelentes cada 3 horas.

También es importante destacar que no se deben mezclar repelentes con protectores solares, ya que ésta combinación podría provocar alergias en la piel, hipertensión, dolor de cabeza y otros problemas.

Ante síntomas como fiebre, dolor de cabeza (especialmente en la zona de los ojos), dolores musculares, articulares, erupciones en la piel, náuseas y vómitos), consultar al servicio médico más cercano. Hacerse asesorar por pobladores del país visitado. No automedicarse

Comentarios

comentarios

Ver más

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *