DeportesDestacados

Gracias a chaqueños , Sainz continúa en carrera en el Dakar 2019 Perú 100%

Norman Loewen en compañía de sus coterráneos Juergen Froese y Oliver Neufeld dan una solución al vehículo de Sainz de manera a seguir en carrera y completar esta tercera etapa.

El piloto español Carlos Sainz, actual campeon reinante de la categoría Autos al hacerse de la general del año pasado 2018 con el equipo Peugeot prácticamente se despidió este miércoles del sueño de retener la corona del Rally Dakar, la prueba más extrema del mundo.

El doble campeón de la competencia e igualmente piloto laureado en dos oportunidades en el Campeonato Mundial de Rally, prácticamente dijo adiós a todas sus opciones al golpear su Mini al caer en un pronunciado pozo durante la disputa de la tercera etapa, entre San Juan de Marcona y Arequipa.

Esta fue la noticia del día en el desarrollo de la Etapa 3 del Dakar Perú 100% y en todo el mundo ocupan amplios espacios en lo que se refiere a la cobertura que dan los medios a la prueba motor más extrema del mundo.

UN PARAGUAYO METIO LA MANO EN EL MINI DE SAINZ.

Pero esta noticia, a más de ser de cabecera para los medios tiene una extensión mayor para nuestro país. Norman Loewen, un ciudadano compatriota, proveniente de la zona central del Chaco y más específicamente de la Colonia Filadelfia y muy conocido en el ambiente del Cross Country, en donde fue campeón en el año 2017 con una UTV Polaris Turbo en compañía de Alveroni Duerksen, es parte de la historia para la continuidad en carrera del piloto madrileño.

Norman, quien en compañía de sus coterráneos Juergen Froese y Oliver Neufeld asisten como espectadores a esta dura competencia en las dunas peruanas, se encargó de dar una solución al vehículo de Sainz de manera a seguir en carrera y completar esta tercera etapa.

Minutos después del incidente del Mini, Norman se acercó y se puso a disposición de Sainz y su navegante Lucas Cruz para buscar una solución al problema mecánico de la unidad de los españoles.

Sainz, junto con Cruz, evaluaron los daños sobre el terreno y rápidamente supieron de que no podrían reparar la avería solos. De este modo, se quedaron en la zona esperando una asistencia.

Los minutos y la desesperación de Sainz y Cruz fueron pasando, mientras su compañero de equipo Peterhansel volaba y aumentaba su ventaja sobre la pareja española.

EL ERROR DE SAINZ, UNA CONSECUENCIA DE SUS GANAS DE TRIUNFAR

Sainz estaba en la mañana en el inicio de la etapa confiado en recuperar los minutos para subir a la cima de la general, teniendo en cuenta su buena posición de salida, pero todo se truncó en el kilómetro 38 de la especial.

El Mini cayó en una zanja y se dañó la suspensión de su rueda izquierda.

Minutos después del hecho apareció Loewen y sus amigos de la Colonia Filadelfia del Chaco Central de Paraguay para ayudar a la pareja, para muchos uno de los firmes candidatos de quedarse nuevamente este año, antes de este incidente en la Etapa 3.

Norman Loewen, se puso a meter la mano en el Mini y encontró una solución momentánea que otorgo a Sainz y Cruz la posibilidad de seguir en carrera, aunque ahora con pocas opciones de volver a ser campeón del Dakar en este año.

Desde luego que el bicampeón del mundo de rallies y del Dakar se resistía al abandono, pese a perder 3 horas lo que lo deja sin opciones, pero completo la etapa y será sin duda de vuelta un piloto que luchara por las primeras posiciones de lo que resta de la competencia y mejorar su posición actual, que era el lugar 43 de la general.

Lo ocurrido para Sainz y Cruz es una pena, teniendo en cuenta que habían logrado dar fiabilidad al proyecto del buggy de Mini y convertirlo en un vehículo candidato a la victoria final.

Ahora, ya solo le queda ayudar a la escuadra Mini a ganar la presente edición.

Para los paraguayos queda la anécdota y seguro que tampoco Sainz y Cruz lo olvidaran fácilmente la gran mano que le dio Norman Loewen para continuar en carrera.

Fuente: Motorpy.com

Comentarios

comentarios

Ver más

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *