Destacados

GOBERNACIÓN DE BOQUERÓN CON IMPOSICIONES AL EJECUTIVO MUNICIPAL Y GENERANDO DUDAS.

Con la aprobación de un croquis, cuando ellos lo llamaban plano, lo único que buscaban es evitar el cuestionamientos al trazado que estaría beneficiando a algunas personas que actualmente tienen procesos judiciales por daños y perjuicios hacía la institución municipal. No teniendo en cuenta el beneficio mayor de los ciudadanos.

Un año atrás, la Gobernación de Boquerón, siendo Edwin Pauls, Gobernador, había manifestado según consultas a algunos concejales, la intención de la construcción de cementado de calles en la ciudad de Mariscal Estigarribia. Siempre según fuentes de concejales, se mantuvo reuniones conjuntas con el Intendente, Elmer Vogt y otras veces con Concejales Municipales, planificando el proyecto, inclusive, la Municipalidad había proporcionando proyectos borradores. Transcurrido el tiempo, ya en sus últimos meses el Sr. Edwin Pauls, tuvo que entregar la administración de la Gobernación, pero quedó el compromiso institucional del “proyecto cementado de calles” con los criterios previamente consensuados con el Intendente Municipal, como autoridad del distrito de Mariscal Estigarribia.

La Intendencia Municipal, cuenta con un proyecto de cementado de las calles de la ciudad como también de otras localidad y la de la ciudad de Mariscal se encuentra dividida en tres prioridades, proyecto que fue nuevamente entregado a los nuevos administradores de la Gobernación de Boquerón.

Grande fue la sorpresa cuando la semana pasada, el martes 23 de octubre del cte., la Intendencia Municipal recibe una simple nota con un croquis pidiendo la aprobación del proyecto de cementado de calles y más observando que no fue tenido en cuenta las prioridades detalladas en el proyecto municipal. Ante las escasas documentaciones presentadas por el Ejecutivo Departamental, la Intendencia Municipal, solicitó las documentaciones faltantes para su estudio y análisis y posterior aprobación, es decir, los planos y planillas, cómputos métricos y especificaciones técnicas, entre otros. La nota de pedido fue interpretada por el Ejecutivo Departamental como una negativa al proyecto, cuando en ningún momento el Intendente, Elmer Vogt haya manifestado tal posición, generando este entredicho, por otros sectores, una campaña por las redes sociales y grupos de whatsapp de desprestigio hacia el Ejecutivo Municipal y algunos miembros de la Junta Municipal, específicamente, contra la actual Presidente, Carolina González, Armin Barg, Eduardo Martínez, Nelson Cano, Cesar González,  Nelson Brizuela y Mario Rojas quienes con el Intendente Municipal estarían rechazando dicho proyecto. Comentarios, por cierto totalmente falsos.

Ayer lunes, se realizó la sesión ordinaria de la Junta Municipal, con presencias de algunos ciudadanos, también participaron dos concejales departamentales para observar la sesión. Los concejales presentaron dos notas, es decir, de dos bancadas, una de la multibancada y la otra de la bancada colorada. La multibancada sugirió la declaración de interés municipal el proyecto y la instalación de una mesa de trabajo entre ambas instituciones, en este último punto coincidió con la propuesta de la bancada colorada. Fue aprobada la Declaración de Interés Municipal con siete votos de los concejales de la multibancada y por unanimidad la instalación de una mesa de trabajo.

Posterior a la decisión de la Junta Municipal, funcionarios de la Gobernación, específicamente, entre ellos, el Sr. Alberto Portillo, con una aptitud de prepotencia y atropello en todo momento, manifestó que la decisión de la Junta Municipal no les sirve y que en cumplimiento al mandato del Gobernador se cumplió los plazos para la decisión de dejar el proyecto para Mariscal Estigarribia o llevarlo a otro municipio.

La aptitup y como mencionó el mismo funcionario, según “mandato del Señor Gobernador”, fue un atropello hacía la institución municipal, queriendo hacer aprobar documentaciones sin cumplir con los requisitos correspondientes. Como administrador comunal y propietario de las calles, el Sr. Elmer Vogt solo estaba requiriendo lo meramente legal y sobre todo, información pública, que en todo momento se negaron a presentar en tiempo y forma.

Otra cuestión que se observó con esto, es que había un interés, caprichos personales y conveniencias en el trazado presentado por la Gobernación, quienes no tuvieron el respeto hacia la Institución Municipal de consensuar la decisión del trazado presentado por la Intendencia Municipal y establecida por prioridades, encima en todo momento, presionando la aprobación de documentaciones inexistentes. Esto, considerándose una imposición.

El Gobernador Dr. Darío Medina tiene que entender que administrar una institución pública tiene sus procedimientos y tiempos y que es muy diferente a lo establecido en el sector privado. Que no puede forzar o que usen su nombre para presionar a otra autoridad a estampar firmas donde no corresponde y tener conocimiento por partes de sus colaboradores, como debe presentarse documentaciones en tiempo y forma cualquier pedido y/o ofrecimiento, más un proyecto millonario como lo pretende ejecutar. Al negarse entregar documentos y alegar desinterés lo único que genera es suspicacias.

Otro punto que debe analizar el nuevo Gobernador, más temprano que tarde, es su entorno de “asesores”, quienes cuentan con antecedentes judiciales, algunos imputados y acusados actualmente por el Ministerio Público antes hechos sumamente graves cometidos en la misma institución municipal del mismo distrito.

Los ciudadanos responsables y comprometidos, debemos exigir proyectos de calidad y con responsabilidad, sin forzar situaciones e interiorizarse como lo hicieron ayer algunos ciudadanos, porque al final de todo, son nuestros impuestos lo que serán invertidos y nos merecemos respeto de nuestras autoridades, con obras de infraestructuras de calidad y servicios.

En esta cuestión hay mucha tela por cortar aun.

Comentarios

comentarios

Ver más

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *