Destacados

GOBIERNO DECLARÓ EMERGENCIA PENITENCIARIA: INGRESAN SEMANALMENTE ENTRE 60 y 80 PERSONAS EN CÁRCELES DEL PAÍS.

La superpoblación en los 16 centros de reclusión distribuidos en el país es alarmante y esta situación obligó al Gobierno a declarar la emergencia penitenciaria. Anuncian construcción de más penitenciarías.

Más de seis mil personas viven en condiciones inhumanas en las distintas cárceles del país. Muchas de ellas duermen en el piso, en la intemperie, debido a que el sistema penitenciario se ve colapsado por la superpoblación de internos.

El Ministro de Justicia, Julio Javier Ríos, en comunicación con radio Monumental, reveló que entre 60 y 80 personas en promedio ingresan semanalmente al sistema, en su mayoría por delitos ligados al tráfico de drogas y violencia intrafamiliar.

Esta situación llevó a que el Gobierno declare la emergencia penitenciaria y se liberen los recursos como para salir de la situación.

Ríos, quien está al frente de la cartera de Justicia a partir del 15 de agosto pasado, admitió que existe una gran cantidad de personas que viven en pésimas condiciones y que queda mucho trabajo por hacer. “Hay que mejorar la alimentación, la salud de estas personas. Lastimosamente, hay que decir que viven en condiciones infrahumanas”, expresó Ríos. De acuerdo con datos que maneja el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNP), el 79% de las personas privadas de libertad no tienen condena, y muchas sobreviven tras las rejas esperando que la Justicia defina su situación, sin poder, incluso, acceder a una defensa.

Un ejemplo de esto es el caso de M. V. D., un interno indígena de la parcialidad Avá Guaraní que ingresó al penal de Coronel Oviedo el 3 de enero de 2014 sin contar con un abogado ni registrar ninguna comparecencia. En el tiempo en que estuvo recluido, se suspendió 17 veces su audiencia preliminar. El hombre falleció 11 meses después en el penal sin que se haya realizado ningún trámite de importancia en su causa y sin abogado defensor, según datos que maneja el MNP.

NUEVAS CÁRCELES. El ministro de Justicia reveló que para el año que viene se prevé la construcción de cinco nuevas cárceles en distintas localidades, como una de las formas de paliar la situación de hacinamiento que se tiene en la actualidad.

La administración anterior, al frente del ex ministro Éver Martínez, ya había proyectado la construcción de un complejo penitenciario en Emboscada con capacidad para albergar a 5.000 personas. Incluso, ya se había llamado a licitación, pero esta fue dejada sin efecto este año.

Ríos confirmó que la próxima semana firmarán un convenio con el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) para llevar adelante la construcción de cárceles en Alto Paraná, Canindeyú y otros departamentos del país.

Las cifras
8.500 personas tienen lugar para vivir de manera más o menos digna en los distintos centros penitenciarios
14.780 personas privadas de libertad guardan reclusión actualmente a nivel país, según el Ministerio de Justicia.

Opinión
Critican abuso de prisión preventiva “Coincidimos que hay una situación de emergencia y entendemos que es un problema que viene del abuso de la prisión preventiva. Entraron al sistema penitenciario alrededor de 1.500 personas nuevas en los últimos cinco años. Se van a construir cientos de cárceles y no van a tener lugar si no para de entrar esta cantidad de gente. En el Buen Pastor tenemos 63% de recluidas por microtráfico”. Soledad Villagra, MNP.

Soldados del PCC copan penitenciarías

Uno de los casos que tienen en alerta a las autoridades es la cantidad de miembros del grupo criminal brasileño Primer Comando Capital (PCC), que están recluidos en los distintos centros penitenciarios del país.La Policía maneja el dato que 236 soldados del PCC están presos en Paraguay y de los cuales alrededor de 100 son paraguayos, según confirmó el comisario Abel Cañete, director general de Investigación Criminal de la Policía.Los brasileños que son detenidos por algún delito en nuestro país, una vez que ingresan a prisión consiguen ganarse adeptos para sumarlos a sus filas, iniciándolos con una especie de bautismo, según fuentes policiales. Este hecho preocupa a las autoridades penitenciarias ya que muchas personas ingresan al sistema penitenciario por un delito menor y salen de las cárceles convertidos en soldados del grupo criminal. “El que entra por un robo de gallina, no sale como motochorro especialista, sino sale como miembro del PCC hoy”, admitió el ministro de Justicia.Si bien, los miembros del grupo brasileño están distribuidos en la mayoría de los 16 centros de reclusión, las autoridades policiales manejan el dato que la parte más peligrosa se concentra en penitenciarías de Ciudad del Este, Pedro Juan Caballero y Misiones. En este último, llegaron incluso a organizar un motín, según precisó el Comisario Cañete.

Fuente: Diario Ultima Hora.

Comentarios

comentarios

Ver más

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *