Destacados

ALIMENTACIÓN SANA Y ACTIVIDAD FÍSICA, HERRAMIENTAS EFECTIVAS CONTRA LA PRESIÓN ALTA.

Una de las soluciones no farmacológicas recomendadas para disminuir la presión alta de forma efectiva, es mantener una alimentación saludable y la práctica de actividad física regular, sostiene la Lic. Catherine Turnes, responsable del Programa de Prevención de la Obesidad.

La alimentación ideal para las personas con hipertensión, según explica Turnes, debe ser rica en potasio, magnesio, calcio y fibra. “Esto conseguimos mediante el consumo de frutas y verduras, lácteos descremados, granos enteros, carnes blancas (pollo,pescado), semillas y aceites vegetales”, puntualiza.  Añade que para bajar la presión arterial es igualmente fundamentalreducir el consumo de dulces, grasas saturadas y alimentos ricos en sodio.

Con respecto al sodio, aclara que no se halla solo en la sal de mesa, sino que se encuentra también en forma oculta en una gran cantidad de alimentos procesados, como snack, papas fritas, enlatados, caldos concentrados, etc. Es por eso que resulta fundamental aprender a leer la etiqueta nutricional de los alimentos.

Reducir el consumo de bebidas alcohólicas es otra recomendación para contar un nivel equilibrado de la presión arterial.

Por otra parte, la nutricionista enfatiza la importancia de mantener un peso corporal adecuado. Expone que una pérdida de peso en aquellas personas con sobrepeso/obesidad tiene resultados significativos en la disminución de la presión arterial.

Aduce que estos hábitos saludables en la alimentación deben complementarse con la práctica de actividad física aeróbica (incluyen las caminatas, trotes ligeros y bicicleta), moderada a intensa por lo menos 30 minutos al día. “La actividad física diaria tiene un efecto similar a un fármaco antihipertensivo, ya que permite reducir las cifras de presión arterial”, asegura Catherine Turnes.

Riesgos de la hipertensión

La incidencia del nivel de presión alta es un riesgo importante de ataque cardiaco, apoplejía, insuficiencia renal, aneurisma y otras condiciones cardiovasculares.

La hipertensión arterial es una patología que afecta a casi la mitad de la población paraguaya -cerca del 46.8%-, cuya cifra se concentra en la población adulta de de 30 a 60 años. Su mayor pico de afectación se observa en personas de más de 55.

Es importante entender que la hipertensión no presenta síntomas visibles, por ese motivo se insta a controlar periódicamente el nivel de presión arterial y consultar con el especialista en salud cardiovascular.

Comentarios

comentarios

Ver más

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *